Amazon diseña un chaleco para evitar que sus robots les puedan hacer daño a los seres humanos


El chaleco de Amazon tendría unos sensores que permitirían a los robots identificar la posición de una persona y así evitar chocar con ella.

La cantidad de paquetes que maneja Amazon en sus almacenes es monumental. Debido a eso, la compañía debe emplear máquinas que automaticen y faciliten el trabajo que a un ser humano le costaría ser. Sin embargo, esto no quiere decir que no se necesiten todavía humanos para tareas de supervisión o mantenimiento. El problema es que la interacción entre personas y robots no siempre es muy segura.

Dentro de los almacenes de Amazon pueden haber muchos robots atareados llevando cajas de un lado a otro. Ya que ellos están programados para cumplir específicamente con su labor, es poco probable que se den cuenta si una persona se encuentra en el lugar o pasa al lado de ellos. Por supuesto, esto es algo que puede prestarse para accidentes.

Por eso Amazon decidió velar por la seguridad de sus empleados al crear un chaleco que les permitirá estar seguros frente a los robots. Su funcionamiento es sencillo: cuenta con sensores que alertarán a las máquinas de la presencia de un ser humano en el lugar. De esta forma podrán manejar protocolos como desplazarse más despacio para evitar hacerle daño a una persona.

El dispositivo se llama Robotic Tech Vest y es básicamente un cinturón con un par de tirantes atadas a él. Al usarlo, los sistemas automatizados podrán “ver” claramente a la persona, lo que les permitirá adaptar su trabajo. Claramente esto es una diferencia a como tenía que hacerse antes al verse obligados a pausar la operación por seguridad.

Amazon diseña un chaleco para evitar que sus robots les puedan hacer daño a los seres humanos

Accidentes recientes

Amazon realiza este desarrollo justo cuando hace un mes ocurrió un destacado accidente en uno de sus almacenes. El hecho ocurrió en Robbinsville, Nueva Jersey, y se dio producto del error operativo de una máquina. Concretamente un robot rompió accidentalmente una lata de repelente de osos, liberando un gas irritante en el lugar.

El episodio dejó afectados a al menos 54 trabajadores de Amazon. 24 de ellos tuvieron que ser hospitalizados debido a la gravedad de los efectos del gas Capsaicina. Este se suele usar para ahuyentar mamíferos, y en caso de ser aspirado genera una intensa sensación de ardor.

Es bueno que la empresa empiece a tomar responsabilidad de la seguridad de sus trabajadores. Esperemos que con este tipo de medidas no vuelvan a ocurrir casos como el de Robbinsville.

Amazon



Enlace a la noticia