Enrique Martín busca la reacción a domicilio

Tras vencer la pasada jornada ante el Albacete en el Nou Estadi (1-0), el Nàstic busca su segundo triunfo seguido por primera vez esta temporada. En los últimos encuentros, el conjunto grana ha mostrado una gran mejoría y la ilusión ha regresado a Tarragona. Eso sí, para seguir escalando posiciones y meterse de lleno en la pelea por la salvación toca dar un paso adelante a domicilio y dejar a un lado el mal fario que arrastra. En lo que se lleva de curso tan solo han sumado seis puntos, es el peor visitante, junto al Córdoba, de la categoría, y en Oviedo buscarán dar un golpe sobre la mesa.

Enrique Martín ha hecho confiar a sus jugadores de que la salvación es posible, pero tiene una asignatura pendiente: reaccionar fuera. Desde su llegada, sus números a domicilio son para olvidar porque el balance es de solo una victoria, ante el Extremadura (0-1), y un empate, contra el Depor (1-1) y ocho derrotas. La última jornada lejos del Nou Estadi fue ante Osasuna y acabaron cayendo 1-0, pero merecieron un premio mayor. Es vital sumar de tres en tres y más en un tramo de la temporada en la que los rivales directos como Rayo Majadahonda y Elche no se están dejando puntos por el camino. Como aspecto positivo es que el Nàstic ha puesto por debajo en la tabla, además del Reus, al Córdoba y ello ha mejorado el estado anímico del grupo tarraconense.

Malos números. El domingo, el Nàstic visita al Oviedo y los precedentes no permiten ser a los grana excesivamente optimistas con la visita al Carlos Tartiere. En las 12 visitas al conjunto asturiano, el balance es de solo dos victorias tarraconenses, dos empates y ocho derrotas. La última victoria del Nàstic fue la temporada 2001-02, con Diarte en el banquillo, gracias a los tantos de Cuéllar y Dani Marín (0-2).

 

 

Escudo/Bandera Gimnàstic