Enrique Martín se juega el cargo ante un Albacete irregular

Unknown

Con objetivos diametralmente opuestos se citan Nàstic y Albacete hoy en el Nou Estadi en un partido donde la presión está del lado de los catalanes. Es evidente que el Albacete quiere estar en las dos primeras posiciones, pero posee un margen mucho más amplio y un playoff de ascenso como merecido y gratificante premio de consolación. El Nàstic, en cambio, camina sobre el alambre: a 14 partidos para la conclusión del campeonato no puede dejar escapar ni un punto en casa. Además su técnico, Enrique Martín, se juega el puesto: una derrota hoy podría propiciar su adiós del banquillo grana.

Escudo/Bandera Gimnàstic

Pese a que esta sea una situación límite el Nàstic no cambiará en exceso lo que ha venido haciendo en los últimos partidos. Imanol y Luis Suárez regresarán al once, sí, pero la idea de equipo será la misma: los futbolistas alineados por Martín han dado la cara ante Depor, Cádiz y Osasuna revitalizando el equipo. Buenas sensaciones con malos resultados. Dos conceptos que hoy tratarán de alinear. Con una defensa de cuatro y Kanté y Suárez arriba, se la jugará el Nàstic.

Escudo/Bandera Albacete

El Albacete, por su parte, buscará una victoria para acabar con una racha de tres jornadas consecutivas sin ganar y seguir en los puestos altos de la clasificación. Para el choque ante el conjunto catalán Ramis recupera efectivos ya que Acuña, Gentiletti y Zozulia tras cumplir su partido de sanción han entrado en la convocatoria. También viaja el capitán Álvaro Arroyo que ha estado lesionado varias semanas mientras que se quedan en casa Eugeni y Gorosito por lesión además de Ballou y Barri por decisión técnica. El conjunto manchego es el segundo mejor visitante de la categoría.