Este dinosaurio fue un depredador realmente brutal


Científicos analizaron los excrementos fosilizados de un arcosaurio y se llevaron una gran sorpresa.

Un grupo de paleontólogos de la Universidad de Uppsala, Suecia, publicó un estudio en Scientific Reports donde mencionan que encontraron fragmentos de huesos en excrementos fosilizados, o coprolitos, de una especie dinosaurio.

Los expertos hallaron 10 coprolitos grandes en Polonia que según indican, perteneció al arcosaurio Smok wawelski. Esta especie no fue cualquier tipo de dinosaurio, puesto que fue uno de los principales depredadores del periodo del Triásico Tardío, hace 210 millones de años.

Los análisis de las muestras evidencian que contenían hasta un 50% de huesos de animales, de diferentes especies de la época. Así mismo, los encontraron junto a dientes aplastados, probablemente pertenecientes al propio arcosaurio, quien los pudo ingerir involuntariamente tras comer alimentos duros.

1

El hallazgo es interesante, puesto que la mayoría de los dinosaurios depredadores usaban los dientes solo para alimentarse de la carne de sus presas, a excepción de algunos como el Tyrannosaurus rex. No obstante, este depredador consumía los huesos en busca de sal y médula. Era un depredador brutal.

Sus características hablan de un animal de 5 a 6 metros, que vivió 140 millones de años antes que los tiranosaurios de norteamérica, según consignó RT. Sin embargo, a pesar del desfase en su existencia, tenía una aspecto similar al popular Tyrannosaurus rex.



Enlace a la noticia