Fortnite me enseñó la violencia


Brenton Tarrant publicó un manifiesto de 73 páginas antes de masacrar a asistentes de un par de mezquitas en Nueva Zelanda. Habla de Fortnite y memes.

El mundo sigue en shock tras la noticia del tiroteo masivo en Nueva Zelanda. El ataque el hombre ahora identificado como Brenton Tarrant logró proporciones virales tras transmitir en vivo su ataque, en donde el tipo decía claramente “Suscríbanse a Pewdiepie”.

Incluso el youtuber tuvo que salir a hablar del tema y condenar estos lamentables hechos. Pero también mientras transcurren las horas se han revelado más detalles sobre Tarrant y su plan de ataque. Filtrando detalles francamente perturbadores.

Tarrant publicó un manifiesto de 73 páginas antes del tiroteo

Autor de tiroteo en Nueva Zelanda: Fortnite me enseñó la violencia

De acuerdo con el Daily Mail, Brenton Tarrant no sólo era un usuario activo de 8chan y otras plataformas similares. Sino que además, horas antes de iniciar su ataque publicó un extenso documento.

Una suerte de manifiesto, compuesto por más de 73 páginas, en donde bajo el título The Great Replacement (El Gran Reemplazo) habla de todas las cosas que tenía en la cabeza antes de culminar su “obra”.

En el texto Tarrant hace un llamado a asesinar a Angela Merkel, canciller de Alemania, y Sadiq Khan, Alcalde de Londres. A la par que cita y encumbra a Anders Breivik, responsable por la matanza de Utoya en 2011.

De hecho existen varios paralelismos entre ambos individuos. Ya que Breivik también escribió un manifiesto. Sin embargo el autor del acto en Nuevo Zelanda ha llevado todo a niveles más aberrantes.

La inspiración en Fornite

Fortnite

Tarrant no sólo habla de Utoya; también cita a otras masacres históricas y sus autores. Como la sucedida en Columbine.

Pero tal vez las líneas más desconcertantes son aquellas en donde alaba al título de Battle Royale, Fortnite. Ya que el asesino afirma que este videojuego le enseñó la violencia.

En el documento también habla incluso de memes, y destaca su simpatía por aquellos que son organizados y difundidos por la extrema derecha.

Igual revela que su idea original no era atacar en Nueva Zelanda. Sólo iba  a entrenar para su plan maestro. Pero pensó que sería un mejor objetivo.

Ya que “llamaría más la atención sobre la verdad del asalto a nuestra civilización”, según marca el manifiesto.

Todo enmarcado por poemas de Dylan Thomas, Rudyard Kipling y frases de supremacía racista.

 



Enlace a la noticia