Las dificultades técnicas retrasan el rescate de Julen

Pese a que España está volcada de una u otra manera en el rescate del pequeño Julen, que hoy hace 10 días se cayó a un pozo en Totalán (Málaga), las dificultades técnicas están retrasando el acceso al pequeño de tan solo dos años, que se preveía para hoy. Ante la naturaleza no hay plazos que valgan y ayer se tuvo que dar un paso atrás en las obras del túnel paralelo por el que se espera poder acceder hasta el niño.  
Aunque no se esperaba que las labores de encamisado pudieran presentar problemas, no fue así, ya que una pequeña desviación en la excavación del pozo hizo que los tubos no pasaran de los 40 metros de profundidad. Así, ante el riesgo de que los miembros Salvamento Minero se puedan quedar atascados, se decidió optar por la opción más segura que consistía en rellenar el túnel con tierra fina y volver a perforarlo con un engrosamiento un poco mayor. Alo que los expertos no se atrevieron es a dar una estimación de tiempo para realizar esta maniobra, que empezaron a ejecutar ayer mismo.
Este nuevo contratiempo provocó un retraso en las previsiones, ya que la Brigada de Salvamento Minero de Asturias iba a empezar ayer a mediodía a excavar una galería horizontal de cuatro metros que conectara el túnel con el pozo, después de que el lunes por la noche se terminara de construir el túnel vertical de 60 metros por el que iban a descender en una jaula.