Robó un banco y lo atraparon porque escapó en un scooter eléctrico de arriendo



Lejos del crimen perfecto.

Dicen que el crimen perfecto no existe, pero realmente te vas a alejar de tu objetivo si te escapas en un scooter eléctrico de arriendo.

Así le pasó a un joven de Austin, Texas, según informa Statesman. El chico de 19 creyó que era una buena idea cometer un crimen mayor y tener como vehículo de escape un aparato con GPS y que tiene tus datos.

Este maestro y ejemplo de la evolución humana se acercó a la cajera del banco y le pasó un papel amenazándola. Se fue con el botín y saltó en su scooter “Jump”, que es una marca que adquirió Uber hace un tiempo.

Las autoridades dieron con el aparato estacionado fuera del departamento del tipo, además de información coincidente a su identidad en el registro.

Aplauso cerrado.



Enlace a la noticia