Miércoles, 12 Diciembre 2018
Noticias relacionadas con: Baja
Previsión meteorológica para este lunes en Castilla-La Mancha: temperaturas máximas en descenso y heladas débiles

09.12.2018 19:16   3 Personas Leyendo  0 Comentarios
De: www.lacerca.com


Domingo, 09 de diciembre de 2018 - En

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha anunciado para este lunes en Castilla-La Mancha, intervalos de nubes altas, aumentando la nubosidad baja en el sureste de Albacete al final del día. Baja probabilidad de algún intervalo de nubes bajas y de brumas matinales en La Mancha de Ciudad Real y Serranía de Guadalajara.

Leer más »

El Madrid gana al colista pidiendo la hora

09.12.2018 18:17   4 Personas Leyendo  0 Comentarios
Archivado en: Baja, Madrid, Real
De: www.latribunadealbacete.es


Un gol de Bale y las paradas de Courtois salvan al Real Madrid (0-1) en casa del colista, el Huesca, que mereció, al menos, empatar el duelo. El cuadro blanco no mejoró la imagen que le llevó a caer ante el Eibar, aunque consiguió los tres puntos Leer más »

Un agente del CNI caído en Irak: «¡Madre, nos están matando!»

09.12.2018 13:02   0 Personas Leyendo  0 Comentarios
De: https:


«Maldito el país que no honra a sus héroes», reflexiona en voz alta un hombre que se ha jugado literalmente el pellejo muchas veces por defender el Estado de Derecho; «la nación no puede olvidar a los hijos que dieron su vida por ella», añade un veterano de los servicios de Inteligencia con experiencia en misiones en el exterior. Se han cumplido quince años de la emboscada de Latifiya (Irak) en la que murieron siete de los mejores agentes del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y el aniversario ha pasado inadvertido. Carlos Baró Ollero, comandante de Infantería; Alberto Martínez González, comandante de Caballería; Alfonso Vega Calvo, brigada de Infantería; Luis Ignacio Zanón Tarazona, sargento primero del Cuerpo de Telegrafistas del Ejército del Aire; José Lucas Egea, brigada de Caballería; José Ramón Merino Olivera, comandante de Infantería y José Carlos Rodríguez Pérez, comandante de Infantería. Nombres y apellidos de la peor tragedia sufrida por los servicios de Inteligencia españoles. El suboficial José Manuel Sánchez Riera fue el único superviviente. ¿Se pudo evitar aquello? Hay que situarse en 2003, cuando el Gobierno de José María Aznar decide unirse a la Fuerza Multinacional en Irak que intentaba imponer la paz en un país sumido en la anarquía tras la caída de Sadam Husein. Fueron enviados 1.300 militares, que se integraron en la Brigada Multinacional Plus Ultra, liderada por nuestro país. En Bagdad trabajaba una «antena» del CNI, con dos agentes permanentes, pero se decidió enviar a cuatro más, para cubrir Nayaf y Diwaniya, donde se había desplegado nuestro Ejército. La misión militar, según se insistía desde el Ejecutivo, era «dar estabilidad y seguridad» a esas zonas. Fue el primer error fatal, porque en realidad íbamos a una auténtica guerra... Los agentes de Inteligencia debían, por una parte, obtener información para garantizar la seguridad de nuestras tropas, y por otra dar cuenta a Madrid de la marcha de los proyectos en los que participaba España en ese país. Con la perspectiva del tiempo, el segundo error fue de origen, tanto de las Fuerzas Armadas como de los servicios de Inteligencia. Las primeras llegaron con el «síndrome de Bosnia», fruto de su experiencia en la antigua Yugoslavia, donde hicieron un trabajo de interposición y de mantenimiento de la paz, imposible entonces en un país como Irak; los segundos, con el «síndrome del País Vasco»y su idea de mantener los mismos protocolos que seguían allí y en el sur de Francia. Los agentes del CNI, todos de la División de Apoyo Operativo (DAO), la élite del servicio, fueron con la idea de «montar un piso fuera de la base, pasar inadvertidos e ir introduciéndose luego en la sociedad iraquí para captar información. Lo de siempre. Muy pronto se dieron cuenta de que aquella forma de actuar era imposible en Irak, y se resignaron a instalarse en el cuartel general de los españoles en Nayaf y Diwaniya. Su rutina, a partir de ese momento, era salir del cuartel temprano, regresar sobre las cinco y a esa hora comenzar a redactar sus informes de Inteligencia, que acababan en Presidencia del Gobierno. Error de lectura El tercer error fue no hacer una lectura correcta del asesinato que se produjo el 9 de octubre -un mes y 20 días antes de la emboscada de Latifiya- del también agente del CNI José Antonio Bernal, sargento primero del Ejército del Aire destinado en Bagdad de forma permanente. Fue en su casa del barrio bagdadí de Al Mansur, cerca de la Embajada española. Un individuo llamó a su puerta, él la abrió confiado y antes de que pudiera reaccionar recibió un balazo en la cabeza... Bernal estaba destinado en la capital de Irak, tenía buenas relaciones con los servicios de inteligencia de Sadam Husein y había conseguido fuentes propias. «Probablemente bajó la guardia -señalan las fuentes de Inteligencia consultadas- y desde luego estaba marcado. El CNI debió comprender que aquello era un castigo por la posición española en Irak y actuar en consecuencia, pero se interpretó mal». Tras una primera etapa de toma de contacto en Irak, el comandante de Infantería y agente del servicio de Inteligencia Carlos Baró, destinado en Diwaniya, comenzó a enviar informes a Madrid en los que exponía que los servicios españoles tenían que dejar de trabajar conforme estaban acostumbrados en otros escenarios y era necesario hacer equipos conjuntos con los militares de Operaciones Especiales que se encargaran de su seguridad. Sabía de lo que hablaba porque él mismo tenía esa especialidad, y además reforzaba su tesis con una realidad palpable: el MI-6 británico actuaba con ese protocolo. De hecho, Baró comenzó a actuar con ese paraguas que le proporcionaban sus compañeros de Operaciones Especiales -a una de ellas corresponde la fotografía inédita con un jeque iraquí y su familia-, pero aun así insistía en reclamar a sus superiores vehículos blindados para él y sus compañeros, independientemente del apoyo militar que pudieran recibir. La emboscada de Latifiya provocó el cambio de los protocolos del CNI en misiones en zonas de guerra. Hasta 2013 hubo equipos conjuntos con militares Hasta la emboscada de Latifiya, los agentes del CNI se desplazaban a bordo de todoterrenos que alquilaban en Kuwait, por tanto fácilmente reconocibles como extranjeros por los iraquíes. Por si fuera poco, el blindaje de los vehículos brillaba por su ausencia. En esas condiciones de trabajo se iba a producir el relevo del primer equipo del CNI desplazado a la zona. El 29 de diciembre ocho espías españoles -los cuatro del primer contingente y otros tantos que los iban a sustituir en pocas horas- habían empleado la mañana en recorrer algunas de las instalaciones de la coalición internacional en Bagdad. Formaba parte del viaje de reconocimiento previo del terreno en el que los veteranos instruían a sus compañeros de las particularidades de la misión. A las 14.30 (hora local) deciden emprender viaje de regreso a las bases de Diwaniya y Nayaf. El viaje era problemático, y aunque en principio dos todoterrenos de un país extranjero juntos y ocupados por cuatro personas cada uno podían llamar mucho la atención -sin contar con el hecho de que en caso de ataque todos podrían caer bajo fuego enemigo- decidieron emprender el viaje a la vez y por la misma ruta, la Jackson. Tampoco se tomó la precaución de tener concertadas comunicaciones con las tropas de la coalición internacional que estuvieran más cerca de cada punto intermedio, de modo que ante cualquier problema su capacidad de respuesta fuera inmediata. Apenas contaba cada coche con un teléfono vía satélite para comunicar incidencias. Por supuesto, no se previó que un convoy militar de Operaciones Especiales custodiara la caravana, y el armamento del que disponían los agentes, pistolas ametralladoras, era insuficiente para repeler un ataque de envergadura... Hasta la última gota... A las 15.22 se desató el infierno. Un Cadillac blanco, con información de primera mano -hubo una delación- se coloca detrás de los todoterrenos de los agentes y sus ocupantes comenzaron a disparar con Kalashnikov. Los dos conductores resultaron muertos casi en el acto, pero el brigada Alfonso Vega, conductor de Baró, aún tuvo fuerzas para detener el vehículo en zona segura. Segundos después, murió. A partir de ahí, el infierno. La crónica completa -y el resultado- es ya conocida, pero hay detalles que estremecen. Baró no es capaz de hablar con Base España; lo hace dos veces con el CNI. Consigue localizar a su madre: «Nos están matando», le dice. En ninguna comunicación puede transmitir sus coordenadas. El mismo Baró es el que ordena al único superviviente, el sargento primero Sánchez, que se fuese de allí para buscar ayuda. Sale vivo de milagro, por el gesto de un notable que le dio un beso y pudo escapar en un vehículo. Baró pudo ponerse a salvo, pero no quiso. Al día siguiente, alrededor de su cadáver se encontraron decenas de casquillos; su cuerpo tenía numerosos impactos. Habían luchado hasta el final. Derramaron hasta la última gota de su sangre. Lo habían jurado, y lo cumplieron. Confidentes pasados a cuchillo La emboscada de Latifiya provocó en el Gobierno la reacción contraria a la lógica: en lugar de responder al enemigo, se ordenó el repliegue de los militares en sus bases, lanzando un mensaje de miedo que fue captado por los iraquíes. Un detalle: al día siguiente EE.UU. ofreció al Ejército acompañar a sus tropas en Latifiya... Se prohibió esa misión. A partir de enconces, nuestras fuerzas fueron hostigadas sin descanso y sin que hubiera reacciones contundentes. La posterior retirada de las tropas, tras la matanza del 11-M, no solo dio una imagen letal de nuestro país ante sus aliados, sino que además supuso un abandono de muchos de los confidentes que nos habían ayudado. Fueron pasados a cuchillo tras ser abandonados por los españoles. Los servicios de Inteligencia, por su parte, modificaron sus protocolos y en las misiones en el exterior los agentes trabajaron en equipos conjuntos con el Ejército, los EBOE, siendo los militares de Operaciones Especiales los que garantizaban su seguridad. Así fue hasta 2013, cuando el relevo del CNI lo ha tomado el Cifas (Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armdas), que despliega a su hombres en las zona de conflicto donde opera España. Leer más »

Los CDR cortan la AP-7 en Tarragona y se producen algunos enfrentamientos con conductores afectados

08.12.2018 13:02   2 Personas Leyendo  0 Comentarios
De: https:


Los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) han cortado, a primera hora de la mañana de hoy, la autopista AP-7 a la altura de la Ampolla (Tarragona) exigiendo la implementación de la república y la dimisión del consejero de Interior, Miquel Buch. Según ha informado el Servicio Catalán de Tráfico (SCT), la autopista está cortada en ambos sentidos y los Mossos d'Esquadra están realizando desvíos hacia la N-340 para el tráfico rodado. Després de les càrregues a #Girona i #Terrassa els @mossos no fan cap paper. També han decidit no gestionar les urgències. Estan esperant a que els conductors s'encarin a nosaltres mantenint-se al marge. #BuchDimissió #AP7 #FronteraSud pic.twitter.com/YTwjcowhSn— CDR Cambrils #ElPoderDelPoble (@cdr_cambrils) 8 de diciembre de 2018 En algunos momentos de la mañana se han producido enfrentamientos verbales entre el centenar de miembros del CDR de Cambrils (que convocan y protagonizan la acción) y conductores afectados por el corte de la vía rápida, que está cortada desde las 7.00 horas aproximadamente. Los CDR han utilizado neumáticos, piedras, troncos, ramas y elementos de seguridad de la AP-7 para cortar la vía. Bajo el lema: «El pueblo manda, el Govern obedece», exigen la dimisión de Buch por las cargas contra los CDR de Gerona y Tarrasa (Barcelona) del jueves pasado y que la Generalitat implemente la república declarada el 27 de octubre de 2017. Leer más »

Pachi Vázquez se despide del PSOE con críticas a la dirección: «Están traicionando a compañeros»

07.12.2018 13:03   0 Personas Leyendo  0 Comentarios
De: https:


Fin de una época. Pachi Vázquez, quien fuera líder de PSdeG y conselleiro durante el bipartito, entre otras muchas responsabilidades, ha anunciado su despedida del partido en que el militaba desde hacía veinte años. En un mensaje interno compartido con sus colaboradores más cercanos --adscritos a la corriente conocida como «pachismo»-- Vázquez ha confesado que su decisión, «muy madurada», llega por discrepancias con la secretaría provincial del partido y por no compartir «casi nada» del nuevo rumbo adoptado por Pedro Sánchez. El exsecretario xeral explicó que había personas dentro del partido que ya no se sentían «cómodas» con su papel y acusó a la dirección de estar «vetando, traicionando y engañando a los compañeros y compañeras que dieron literalmente su vida por unos ideales». En la despedida, publicada este viernes por el diario La Región, menciona además que durante su largo periplo en política «siempre trabajé para Galicia y para el partido con toda mi fuerza e ilusión». «Espero que a partir de ahora os dejen tranquilos por ser pachistas y que el partido tenga muchos éxitos», remata el texto, compartido a través de WhatsApp. Después de darse de alta en el PSdeG procedente del Centro Democrático y Social (CDS), Vázquez ostentó multitud de responsabilidades institucionales y orgánicas. Alcalde de O Carballiño en 1995, diputado provincial en la Diputación de Orense, diputado autonómico en varias legislaturas, conselleiro de Medio Ambiente con el Gobierno de Touriño y candidato a la Xunta por el PSdeG en 2012, son algunas de las más destacadas. En mayo de 2015, abandonó su escaño en el Parlamento después de que el TSXG lo investigara por un supuesto enchufe de 37 personas en su etapa como alcalde. Con la salida del carballinés se considera disuelto un sector que llegó a acumular importantes cotas de poder dentro del socialismo. Bajo el paraguas del «pachismo» formaron parte dirigentes como Laura Seara, exsecretaria de Igualdad en el Gobierno Zapatero, Raúl Fernández, exbarón provincial en Orense y actual diputado autonómico, o la exparlamentaria María Quintas, antaño responsable de Organización provincial. La semana está siendo particularmente convulsa para la formación que dirige Gonzalo Caballero. El adiós de Vázquez se produce dos días después de que Xabier Oviedo, exalcalde del BNG en Maceda y hasta hace poco miembro de Compromiso por Galicia, se pasara al PSdeG para intentar un nuevo asalto a la alcaldía. Las reacciones La despedida de Pachi Vázquez ha circulado este viernes rápidamente entre militantes y cargos del PSdeG gallego y orensano. «Es un hecho que obviamente no es positivo, y en una persona que ocupó cargos de responsabilidad en el partido es menos agradable que ocurra», ha reconocido, en conversación con ABC Rafael Villarino, secretario provincial del partido tras ganar unas primarias en las que se benefició del respaldo de los afines a Vázquez, derrotado en la primera vuelta cuando ya se encontraba en los estertores de su carrera política. Para Villarino, la salida del carballinés es una sorpresa. «No contábamos en ningún caso que se fuera a dar de baja. Solo él sabrá los motivos», sostiene el barón, que prefiere no responder a las críticas contra su mandato. «Habla de un modo genérico», despeja. Sin embargo, desliza que el «estilo» y la «elegancia» de la despedida «es cuestión de cada uno». «En un partido como el PSOE, que va a cumplir 140 años, se dan altas y bajas y las formas son importantes, pero cada uno tiene las suyas». En los últimos tiempos, y pese a ser su aliado en el proceso interno frente a la diputada autonómica Noela Blanco, Villarino reconoce no haber mantenido ninguna «comunicación personal» con él. Otra de las voces autorizadas del socialismo orensano, el actual portavoz del partido en el Ayuntamientoy candidato en las municipales, José Ángel Vázquez Barquero, afirma a este diario que son «muy respetuosos» ante la opción elegida por el histórico dirigente. «Yo no lo esperaba, y si él ha tomado la decisión, quien tiene que dar explicaciones es él», zanja. ¿Fichaje de Ciudadanos? El adiós de Vázquez alimenta el rumor de un un posible fichaje por parte de Ciudadanos, que lo designaría cabeza de lista para las municipales, al igual que en el pasado trascendieron movimientos alrededor del vigués Javier Guerra, exconselleiro de Feijóo. Sin embargo, fuentes del partido naranja consultadas aclaran que «no hay nada de eso» y que la formación, como tal, «no tiene nada que ver con las decisiones de un político hasta ahora en las filas de otro partido». Pachi, el polémico tuitero Desde que se produjo su repliegue de la primera fila de la política, se convirtieron en habituales las críticas del socialista contra la dirección autonómica y federal del partido. Especialmente en Twitter, donde recientemente, por ejemplo, cargaba contra la línea de Ferraz: «Viendo la nueva encuesta del CIS Pedro Sánchez obligatoriamente tiene que elegir: convoca elecciones o cesa a Tezanos, todo lo demás es imposible de entender», escribió el pasado miércoles. En otras ocasiones, también afeó al presidente del Gobierno su dependencia del separatismo: «Sinceramente, ¿a alguien le parece razonable seguir intentando pactar los presupuestos con los que nos insultan y escupen?, ¿hasta donde hay que aguantar esto?». Leer más »

Noticias Antiguas »
Hoy te recomendamos...

Copyright © 2008 - 2018 Noticias de Albacete - Periodico noticias ultima hora Albacete y provincia  - Todos los derechos reservados.