Domingo, 22 Julio 2018
Noticias relacionadas con: Diez
Los nodos logísticos dependen de demostrar que serán viables

11.07.2018 21:06   6 Personas Leyendo  0 Comentarios
Archivado en: Diez
De: www.latribunadealbacete.es


El director general de Carreteras y Transporte justifica que se tarde tanto en hacer estudios en Alcázar y Talavera. Dice que esa viabilidad la exigen Adif y los puertos con los que contacta Leer más »

El PSOE replica que por Page sube la inversión extranjera

05.07.2018 19:06   2 Personas Leyendo  0 Comentarios
De: www.latribunadealbacete.es


El diputado socialista Miguel González Caballero defiende la estrategia de promoción de Castilla-La Mancha y recalca que da sus frutos en inversión y llegada de turistas. Dice que Cospedal pisaba menos la región por estar en Madrid Leer más »

Dice que el dinero de sistemas de rentas luego retorna

04.07.2018 18:34   7 Personas Leyendo  0 Comentarios
Archivado en: UCLM, Diez, Plan
De: www.latribunadealbacete.es


La consejera que coordina el Plan de Garantías, Inmaculada Herranz, avanza que han encargado a la UCLM un estudio sobre el impacto económico y social de un sistema de rentas garantizadas en la región Leer más »

El muerto olvidado del Valle de los Caídos

01.07.2018 4:47   7 Personas Leyendo  0 Comentarios
Archivado en: Alicante, Antonio, Cruz, Pese, Diez, Como, Santa
De: https:


Parece hecho que los restos de Franco van a ser exhumados por primera vez. Y que los de José Antonio Primo de Rivera lo serán por tercera y, en esta ocasión, sin los más mínimos honores. Porque sus dos exhumaciones anteriores fueron de apoteosis y a ninguna de las dos asistió Franco y solo a una, la segunda, de sus inhumaciones. El cadáver del Generalísimo reposará junto a los de su mujer e hija en el cementerio de El Pardo y el de José Antonio, que murió sin matrimonio ni descendencia, posiblemente será acomodado en lugar de poco relieve basilical. Sobre que Franco quisiera ser sepultado en la Basílica Menor de la Santa Cruz (su nombre literal) solo hay un testimonio de alguien que le oyó decir, ya casi terminada la obra, y señalando a la parte posterior del altar mayor, una frase escueta: «¡Méndez, yo aquí!», dirigiéndose al arquitecto que finalizó el templo. Sin embargo Franco compraría una sepultura familiar en el cementerio de El Pardo, donde también lo hicieron ministros y personalidades afines, con la intención de ser allí inhumados juntos a sus más próximos. Carrero Blanco, por ejemplo. Fuentes autorizadas presumen que fue el entorno político del Generalísimo con el presidente Arias a la cabeza quien, tras la primera alarma respecto a su salud, con la tromboflebitis que sufrió en el verano de 1974, se pensó su futuro entierro en la basílica de Cuelgamuros y que finalmente convencieron a su mujer y a su hija de que era lo más apropiado. Pero no hay afirmaciones categóricas sobre este asunto. José Antonio tuvo un entierro vergonzante y clandestino tras su fusilamiento en Alicante en 1936. Pero tras la victoria de Franco en la guerra civil, Falange se apresuró a exhumar su cuerpo y trasladarlo, en ceremonia solemnísima e itinerante, neoparnasiana y en cierto modo fantasmagórica, el 20 de noviembre de 1939, tercer aniversario de su fusilamiento. Su féretro sería llevado a hombros por cientos de relevos, entre los 450 kilómetros que separan Alicante y El Escorial donde sería enterrado con más relieve que un rey. Un imponente cortejo, alumbrado en la noche por antorchas, desde el benigno clima mediterráneo a la crudeza del frío escurialense. Diez días de marcha de una comitiva de uniformes con camisa azul, boina roja y corbata negra por carreteras ribeteadas por taciturnos espectadores brazo en alto. El uno de abril de 1959, veinte aniversario de la Victoria, se iba a inaugurar el monumental complejo del Valle de los Caídos, donde ya habían recibido sepultura 8.746 restos, alrededor de un 20% del bando republicano (en años sucesivos los sepultados allí serían cerca de 34.000). Franco había previsto que los de José Antonio ocuparan una sepultura ante el altar mayor, tres días antes de la inauguración, en una ceremonia de familiares y algunos miembros de la vieja guardia, con el ministro secretario general del Movimiento y escasas personalidades. Pero los falangistas se negaron a tan modesta ceremonia e instaron a Franco para que les permitiese obrar a su manera. El Generalísimo les dejó y montaron una réplica en pequeña escala de la primera exhumación. Cargaron a hombros con el féretro de José Antonio desde El Escorial a la basílica del Valle para recorrer catorce kilómetros en cuatro horas a paso solemne. Franco no asistió a la recepción de los restos en su nueva sepultura porque temía, fundadamente, una trampa para abuchearle. Dos años antes, en febrero de 1957, el Generalísimo había hecho una importantísima remodelación de Gobierno, en la que la aparición de los tecnócratas había relegado muy notablemente el poder de los falangistas. Y estos estaban muy quemados. Como los tecnócratas eran hombres del Movimiento Nacional, pensaban gritar «¡Falange sí, Movimiento no!» entre otras frases como «No queremos reyes idiotas» en alusión a que el Generalísimo ya había decidido neutralizar el intento de reforma constitucional del falangista Arrese, en la que se pretendía abolir la solución monárquica del Régimen. El desdén de los tecnócratas Y así, tres días después de que José Antonio fuera sepultado en la basílica, Franco inauguró el complejo funerario con los sectores falangistas que le eran más afines entre vítores y cerradas ovaciones. Y como, dentro de las llamadas familias del Movimiento Nacional, ni los democristianos, ni los tecnócratas, ni los monárquicos, mostraron algún interés por aquel monumento, los falangistas se hicieron con él y allí celebraban vistosas ceremonias con centurias y centurias del Frente de Juventudes que rendían honores brazo en alto, bien encuadradas, en la inmensa explanada que antecede al recinto religioso, Allí se daban grandes baños de multitudes los jerarcas de Falange y algunas veces el mismo Franco, que no obstante sería en dos ocasiones insultado. Una, cuando al dirigirse a la iglesia por el enorme espacio de recepción, una centuria de Falange obedeció la orden de «¡media vuelta!» y dio la espada al jefe del Estado. Y otra, cuando un falangista, en el silencio de la misa, cuando la consagración, gritó: «¡Franco, traidor a la Falange!». En fin, que difícilmente aquel era un lugar de reconciliación ni siquiera para las familias del Régimen. Lo patrimonializó Falange. Aquella basílica, entonces, más que de Franco, parecía de los falangistas. O de aquellos falangistas que querían gobernar después de Franco con la Regencia. Los mismos que, unos 18 años después, se diluirían en las urnas de la democracia. Leer más »

José Manuel García-Margallo: «Me presento porque el partido está en peligro de desaparición»

01.07.2018 4:35   9 Personas Leyendo  0 Comentarios
De: https:


José Manuel García-Margallo (Madrid, 13 de agosto del 1944) se presenta a estas primarias porque cree que «lo que sobra es codicia y lo que falta es ambición de España». «Había que dar un paso al frente. Todo el que tenga una solución debería haberlo hecho», defiende. Asegura que no lucha por un puesto sino para que sus ideas de regeneración de España salgan adelante. «No nos podemos permitir un recreo de dos años» porque, advierte, el país atraviesa una situación de «grave emergencia nacional». Hay candidaturas, Cospedal, Soraya o Casado, que parten más fuertes que usted, ¿existe la opción de que una fuerzas con alguna y se retire? Me presenté al recibir llamadas de militantes diciéndome «tú tienes una idea de España, una idea de partido preséntate». Ya no soy dueño de mi candidatura. Tengo que llegar hasta el día 5. Es de una generación mayor que los líderes de otros partidos, ¿cree que podría atraer al votante joven? Lo que envejece son las ideas, no las personas. Mi programa es rompedor porque soy bastante progresista. Cuando a Reagan en un debate le atacaron por su edad dijo: «no haré de la edad un tema de campaña pero sí prometo que no abusaré de la juventud e inexperiencia de mis competidores». Hábleme de ese programa tan rompedor. Planteo una refundación del partido con una hoja de ruta radical y una regeneración de la idea de España concreta y articulada. Creo que hay que hacerlo inmediatamente. Si fuera presidente del PP pediría a los grupos parlamentarios que presentaran seis pactos de Estado al día siguiente. Yo ofrecería pactos sobre reforma constitucional, demografía, control de inmigración, administración publica, ingresos y gastos, economía digital, regeneración democrática e idea de Europa. Y en el plazo de un año deberían estar hechos. ¿Y para el partido? 32 medidas muy claritas. Y no he visto en mis competidores ningún texto parecido. La idea central es devolver el partido a los militantes y que ser afiliado sea un «plus». Durante muchos años solo se les ha llamado para ser interventores y tienen que participar en debates internos, de selección de personas y de ideas. Hay que convocar inmediatamente una convención para actualizar el programa ideológico con absoluta seriedad y los cargos orgánicos deben estar un máximo de ocho años. Además, hay que crear una comisión de independientes y expertos en corrupción. Dice que al militante solo se le llamaba para las elecciones, ¿ha habido dejación de funciones? No, no. Lo que pido es que la secretaria o secretario general tengan función exclusiva y que en la estructura del partido esté profesionalizada. Jaime García ¿Cree que fue un error la acumulación de cargos de Cospedal? Sí, lo he creído siempre. ¿Y se lo dijo a Rajoy? Sí. No debió de verlo como usted puesto que añadió a Cospedal el ministerio de Defensa. A lo mejor lo que vio fue la necesidad de un equilibrio de fuerzas. Se refiere a la existencia del grupo encabezado por Santamaría. Mis discrepancias con ella no son personales. Son políticas. Sobre Cataluña, sobre la necesidad de hacer reformas para modernizar el país. También discrepaba respecto al Estado de Bienestar y el sistema tributario, que castigó a las clases medias. Yo fuí partidario de actualizar las pensiones. ¿Culpa a Soraya de las políticas de salarios bajos, subidas de impuestos y contención de las pensiones? Vamos a ver, ha sido la vicepresidenta única del Gobierno. Sí, pero había un presidente. Sí, pero el presidente escucha. Santamaría presidía la Comisión Delegada de Asuntos Económicos y la comisión de secretarios de Estado, que es la que filtra los proyectos que pasan al Consejo de Ministros. Algún protagonismo tuvo en lo que ha pasado. Ella lideraba un sector más abducido por la idea de la austeridad. También discreparon por la crisis territorial. Cataluña ha sido mi gran discrepancia con ella. Desde el principio dije que haríamos bien en tomarlo en serio. Pero el Gobierno decidió mirar para otro lado diciendo que ese problema ya se arreglaría. Santamaría entendió que era un problema administrativo. Yo dije que era una cuestión política, que no se podía hacer nada en contra de la ley, pero que sólo con la ley no servía y que había que hacer política. Cuando dejas un vacío, lo llenan otros en contra de tí y hemos dejado un pensamiento único en Cataluña sin contrarrestar. Todo esto es muy elemental. ¿Se presenta para combatir el proyecto de Santamaría? No es verdad. Me presento porque mi proyecto de regeneración no coincide con algunas de sus políticas. Creo que en esta situación de emergencia, mi partido corre un serio peligro de desaparición y hay que evitarlo. ¿Y sus ideas no las encarna Cospedal? La Constitución se nos ha quedado un poco vieja y no creo que ella sea muy partidaria de la reformarla. Leer más »

Noticias Antiguas »
Hoy te recomendamos...

Copyright © 2008 - 2018 Noticias de Albacete - Periodico noticias ultima hora Albacete y provincia  - Todos los derechos reservados.