Jueves, 20 Septiembre 2018
Noticias relacionadas con: Pese
ELOGIO DE UNA BIBLIOTECA RURAL (Por Juan Sánchez Sánchez)

17.09.2018 12:16   0 Personas Leyendo  0 Comentarios
Archivado en: Juan, Pese, Sánchez
De: eldiadigital.es


La riada, como suele ocurrir, ha tenido un efecto positivo: mostrar la solidaridad de la gente ante desastres y sufrimientos de estas características. Pero probablemente esa oleada de cariño y humanidad, de ayuda solidaria, la está recibiendo de una forma patente uno de los... Leer más »

Navarro, el juez que fue expulsado de Canarias por borde al intentar que el tabaco pagase impuestos

16.09.2018 14:21   4 Personas Leyendo  0 Comentarios
De: https:


Este mes de septiembre han expulsado temporalmente de la carrera judicial a un magistrado de las islas que se llama Salvador Alba. Hace 300 años otro juez generó unanimidad para ser expulsado en las islas: Diego Navarro y fue en 1718. No contó ni con el apoyo del Ejército para denfenderlo. Sobre Alba, según Efe, el CGPJ ha adoptado esa decisión «por cinco posibles delitos: prevaricación, cohecho, falsedad documental, revelación de secretos y negociaciones prohibidas a funcionarios». Alba no ha contado con respaldos públicos de nadie. Hace tres siglos, en enero de 1718, fue expulsado Diego Navarro. No de la carrera judicial. Sino del propio archipiélago. Era la persona que debía velar por el cumplimiento de la ley en las islas sobre el tabaco. Su papel incendiario en la ordenación del negocio agrario y comercial provocó unanimidad para ir a su casa y sacarlo por mla fuerza. Embarcó en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. . Formas y fondo No fue un problema de cumplimiento de los canarios la ley sino de formas. Y es que, dada la poca inversión pública que había en las islas, el clero y Ejército autorizaban negocios ilegales para evitar un problema mayor: hambre. Los cronistas de la época coinciden en apuntar al exceso de celo la conflictiva presencia Diego Navarro en Canarias. El papel de Navarro fue tan conflictivo que su delegado en Lanzarote, Lázaro Machín, no pudo tomar posesión como inspector de aduanas al ver gente persiguiéndole por la isla. En Fuerteventura, donde existìa una hambruna industrial, según las crónicas de la época, los majoreros montaron en cólera y se negaronn a pagar tributos. Son los primeros casos de insumisión fiscal que se conocen en Canarias y donde clero y autoridades militares están del lado de los contribuyentes. Ordenó ir casa a casa buscando tabaco ilegal y eliminar hasta las matas silvestres de las laderas En el Museo Canario se custodia un documento de Millares Torres contando esta historia. Santiago de Luxán Meléndez, doctor en Historia de la Universidad Complutense y director del Grupo de Investigación G9, Historia Economía y Sociedad de la ULPGC, ha investigado ese periodo marcado por «la necesidad de acabar con el fraude en el comercio del tabaco conduce a la administración directa». Navarro llegó desde la Península a Tenerife con la teoría de acabar con el fraude en el comercio con América. Y poner en marcha el negocio del tabaco bajo la órbita del Estado. La norma instaba a ejecutar la creación de un monopolio. El tabaco en Canarias era un negocio ilegal en el que participaba todo el mundo. Desde comerciantes a agricultores pasando por sacerdotes y funcionarios del Estado. Para controlar todo esto, en agosto de 1717 llega Diego Navarro. Los marqueses de Breña, Mejorada y Acialcazar controlaban el negocio. Navarro toma posesión en La Laguna (Tenerife). A Tenerife llegaba tabaco procedente de América y ya en 1657 se había creado la plaza de juez superintendente de Indias; pero sin efecto sobre el mercado insular. Navarro pidió al capitán general de Canarias, Ventura de Landaeta, publicar un bando sobre el tráfico ilegal con Holanda. Y lo hizo. Pero otra cosa fue su ejecución. Bando El cónsul de Francia en Canarias, Esteban Porlier, estaba también en el asunto. Hasta en Fuerteventura intenta aplicar la ley contra el tráfico ilegal de tabaco. Navarro se establece con este tema por su cuenta de espaldas a la población local y autoridades que conocían las formas de responder de los canarios de aquella época. Tenían la teoría de ser las islas una plataforma de negocios sin impuestos entre Europa y América. Una ausencia de tacto provoca malestar en todos los sectores. Entre otros mandatos, Navarro ordena que se pueda «visitar todas las casas, conventos y almacenes y que daría por decomiso los que hallara, como también las alhajas y haciendas que fuesen comprendidas en lo referido como en hacer se arrancasen los tabaqueros que naturalmente produce de sí la tierra, en los parajes donde los viere». El Ejército tenía Canarias en paz y permitió que lo expulsaran para evitar un río de sangre Es decir: Cualquier mata de tabaco crecida de forma salvaje era ilegal. Ordenó arrancar «hasta los tabacares silvestres que se producen espontáneamente en el país». La parroquia de los Remedios estableció un gabinete de respuesta. Y el obispo, Lucas Conejero, amenazó con expulsarlo de la Iglesia. Pero la persecución que somete Navarro a agricultores se vuelve insoportable. El Ejército toma medidas. El capitán general Ventura Landaeta se echa a un lado. Y no impide que los canarios asalten la casa de Diego Navarro. Vecinos armados entran y queman todos los papeles y lo fuerzan a entrar con lo puesto en una goleta francesa. El propio capitán general lo lleva a caballo al puerto de Santa Cruz de Tenerife para «protegerlo» o facilitar la salida del incordio que aplicaba un despiadado exceso de celo. Consecuencias El cónsul francés Esteban Porlier, a regañadientes, accede a meterlo en un barco de su nacionalidad aunque lo define como «inexorable e insoportable», de acuerdo con lo publicado en 1986 por «Tisseau des Escotais». Viera y Clavijo también lo menciona al igual que Millares en el Siglo XIX. Ya de último, Diego Navarro afirma en la Península que el Ejército estaba por la tesis de mantener un mercado paralelo por la existencia de intereses de «otros ministros y gente de comercio» y eso fue lo que «dio aliento a la expulsión». Le cuesta el puesto a a Ventura Landaeta. Tras esos acontecimientos surge un motín en La Orotava. Formas El problema no era tanto el tabaco en Canarias. Los cronistas de la época apuntan que en Cuba existía un exceso de producción. Comerciantes y marineros se financiaban sus viajes con operaciones donde vino y tabaco se mezclaban en los intereses. Ya antes, en febrero de 1652, hubo una cédula real que permitía negocios en América con productos textiles europeos procedentes de Canarias. Por ese motivo, en las clases populares y burgeuesía no se comprendía el afán recaudatorio de Navarro. Por entonces, llegaba tabaco de Cuba y, en las bodegas los navíos procedentes de Canarias, se mandaba vino y tela. El tabaco cubano se manufacturaba e introducía en Holanda y Francia. Y eso era lo que quería atacar Madrid a través de la creación de impuestos. Santiago de Luxán destaca que el profesor Oswaldo Brito afirma que el origen del motín tienen su base en «la compleja red de intereses económicos que afectan a los tráficos ilícitos que giran en torno al puerto de Santa Cruz» Tras la salida de Navarro de Canarias llega tras ser nombrado en marzo de 1718 Juan Antonio Ceballos que permanece en el cargo hasta 1720. Tras Ceballos, se designa a José Valdés que nunca llega a tomar posesión de su cargo por la tensión que hay en las islas y su puesto lo ocupa Juan Montero administrador directo de tributos en las islas. Leer más »

Aragonés y cargos catalanes gastaron 6.300 euros en 3 meses de viajes por Europa para crear 'estructuras de Estado'

16.09.2018 12:29   5 Personas Leyendo  0 Comentarios
Archivado en: Europa, Estado, Pese, Generalitat
De: www.europapress.es


El actual vicepresidente y conseller de Economía de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonés, y otros cargos de su administración gastaron más de 6.000 euros cuando, siendo secretario de Economía del Govern entre octubre de 2016 y enero de 2017, viajaron por distintos países de Europa para, según la información que obra en manos el juez, informarse en torno a la construcción y diseño de estructuras de Estado de cara a una hipotética Cataluña independiente. Leer más »

Arcilla sinfónica en manos noveles

16.09.2018 11:55   2 Personas Leyendo  0 Comentarios
Archivado en: Casi, Unas, Pablo, Galicia, Pese, Este, Diez, Francisco
De: https:


Levanta la mano desde el fondo del escenario, desde donde escruta con mirada inquisidora la ejecución de los músicos, y llama la atención del ocupante del podio. «En mi opinión, están tocando como quieren», le apunta a la figura de negro que hoy aferra la batuta de la OSG y que, curiosamente, no es él. No es un reproche, sino un matiz, una apreciación que el receptor, un estudiante de dirección de orquesta, recibe como lo que es: una píldora de sabiduría de la que aprender. Esta semana, la Orquesta Sinfónica de Galicia ha celebrado la segunda edición de sus clases magistrales de dirección de orquesta, impartidas por su titular, Dima Slobodeniouk, una figura emergente en el panorama musical internacional después de haber dirigido en los últimos años a los prestigiosos conjuntos de Boston, Chicago, la Gewandhaus de Leipzig, la Filarmónica de Berlín, la Concertgebouw de Amsterdam o la London Symphony. Una proyección que incrementó el número de solicitudes para estas clases por encima de las 60 procedentes de distintos países, de las cuales cuatro fueron admitidas —Francisco Valero-Terribas, Jaume Santonja, Frans-Aert Burghgraef y Pablo Devigo Vázquez— para ser participantes y otras once como oyentes. Entre las muchas metáforas que se le pueden aplicar a una orquesta es el de una arcilla sinfónica con vida propia, que en función de las manos que la moldeen tendrá un resultado u otro. Los escultores con callo conocerán el oficio para sacarle el máximo partido; aquellos noveles necesitarán de mancharse las manos hasta el codo para aproximarse al resultado soñado. Es también una suerte de caballo salvaje, que responde con soltura a las indicaciones de su jinete habitual, pero que se revuelve ante los que intentan cabalgarlo por primera vez. Cada uno de los alumnos admitidos tendrá su oportunidad de subirse al podio y hacer suya a la OSG. El repertorio elegido son cuatro piezas sobre las que todos han tenido que trabajar previamente: movimientos de sinfonías de Mozart, Beethoven y Mahler, y varias páginas sinfónicas de Bartok. Pero la forja del director comienza antes incluso de asir la batuta y marcar el inicio de la música. «Hay muchas cosas en esta profesión que no se pueden enseñar», reconoce Slobodeniouk a ABC, «para ser director se necesitan algunas cualidades naturales, que lo hacen más fácil, pero que tampoco garantizan nada». «Trabajar con una orquesta es un proceso muy psicológico», asegura, ya que lo primero que hacen los músicos con el director es «analizarlo» antes de tocar la primera nota. «Tu apariencia física, el modo en que hables con los músicos y les pidas es determinante», y todo eso llega «antes de que empieces a dirigir». Lograr el respeto La construcción del respeto entre orquesta y director es uno de los arcanos intangibles de la música sinfónica. «En el pasado, ese respeto se imponía, y de ahí proceden las denuncias de abuso de poder que conocemos hoy», afirma el maestro, «la cultura de la dirección de orquesta ha evolucionado en nuestros días». Él mismo recuerda su época de estudiante de dirección, en la Sibelius Akatemia de Helsinki. «Dirigíamos a la orquesta dos días por semana», aunque «nunca tanto tiempo como tienen aquí los alumnos». Tiene claro que «solo se aprende dirección de orquesta dirigiendo una», por obvio que parezca. Slobodeniouk insiste. No se enseña a interpretar una página determinada del repertorio «porque las lecturas son infinitas», pero «al menos les aportas reflexiones para que mediten sobre ellas, sobre el fraseo, sobre la articulación, el estilo…». A su juicio, «lo más difícil para un director, al menos durante sus diez primeros años, es escucharlo todo», porque si bien «tienes una partitura donde está todo escrito, necesitas que tus oídos te conecten con esa partitura». «Lo más importante es escuchar lo que está interpretando la orquesta en realidad, no lo que tú crees que está sonando». Por eso él mismo le pidió a sus músicos de la OSG que eviten la tentación de caer en el modo «piloto automático» y sigan al detalle las indicaciones de los estudiantes, aunque eso implique alejarse de la calidad sonora que atesora la orquesta y que es una de sus señas de identidad. Bromeaba Riccardo Muti que incluso un taxista puede dirigir una sinfonía de Schubert levantando el brazo con la batuta y moviéndolo pausadamente de arriba a abajo y hacia un lado y otro. «Las orquestas pueden volverse un poco salvajes, sobre todo si se dan cuenta de que no reciben instrucciones suficientes del podio». Acaba la charla y Slobodeniouk regresa a las profundidades del escenario, casi para espiar al siguiente alumno, analizar su comunicación gestual y ponerla en perspectiva con el resultado que ofrecen los músicos. Suena el Adagietto de la Quinta de Mahler, la melodía con la que Dirk Bogarde languidecía hasta expirar en la Venecia de Visconti. Unos la dirigen con las manos desnudas, otros aferrando la rígida batuta. Pero es música que, incluso emanada de un podio con la L colgada a su espalda, ata al oyente a la butaca y le impide la evasión. Son los arcanos del sinfonismo. Leer más »

Rey Varela: «Los gobiernos en minoría no son capaces de resolver problemas»

16.09.2018 11:54   6 Personas Leyendo  0 Comentarios
Archivado en: Cruz, Pese, Jorge, Este, Como, Gobierno
De: https:


Apura sus últimos días como conselleiro de Política Social. Regresa a Ferrol, de donde asegura que nunca se fue del todo, para ganar por tercera vez las elecciones municipales, aunque al contrario que en 2015, con el objetivo de lograr de nuevo la mayoría absoluta que le permita gobernar. Muy crítico con la gestión del actual regidor, asegura que en su decisión ha pesado, sobre todo, el deseo colectivo de los ferrolanos que le han transmitido su apoyo. Vuelve a Ferrol. ¿Decisión propia o petición del partido? —Es una petición de muchos ferrolanos. Lo expliqué cuando daba el paso para presentarme a la presidencia del PP de Ferrol. No ha sido una decisión individual sino colectiva, que nace de la gente y a la que no podía negarme. Tengo que devolverle a los ferrolanos todo lo que me han ayudado en los últimos años. Esto tiene mucho de proceso de reflexión. ¿Cuándo toma la decisión de aspirar de nuevo a la alcaldía? —No es un proceso rápido ni que se pueda enmarcar en unas horas. Ha sido un goteo constante, viendo la respuesta de mucha gente y viendo la situación de parálisis en que se encuentra Ferrol en los últimos años. ¿Le da vértigo volver a concurrir en unas municipales en las que tiene más que perder que ganar? —Yo creo que cuando uno tiene responsabilidades públicas, lo que nunca debe hacer es tener miedo al fracaso. Ponerte a disposición de la gente es algo consustancial a representar a la gente. Siempre he querido representar a los ferrolanos y me vuelvo a poner a su disposición para que decidan. Se dice que pasar de alcalde a conselleiro es un ascenso, ¿y de conselleiro a candidato a una alcaldía? —Ser alcalde es una gran honra y una gran responsabilidad. Ser conselleiro lo es también. No hay que verlo como un juego personal de qué es más importante, sino de dónde puedes ser más útil e importante en cada momento para servir a los intereses generales, que es como lo he visto yo en este momento. ¿Cómo ha contemplado desde la distancia esta legislatura de Ferrol? —Mi opinión aquí es como un ferrolano más. He visto parálisis, irresponsabilidad en la toma de decisiones, ausencia de gestión y demasiados gestos. Su sombra ha sido muy alargada sobre Ferrol toda esta legislatura, incluso siendo conselleiro... —Como miembro del gobierno autonómico tengo una responsabilidad con toda Galicia, pero también con Ferrol, que es mi ciudad, que ha estado siempre falta de liderazgos políticos y de gente que defendiera sus intereses más allá de sus límites. Yo, que tengo la posibilidad de hacerlo desde el gobierno de Galicia, no podía olvidarme de esa creencia que tengo: ayudar a Ferrol desde donde se esté en cada momento. ¿Qué proyectos que usted dejó encauzados en su mandato se han paralizado en la actual legislatura? —Siempre digo que los alcaldes, y si quiere también los conselleiros, tienen que ocuparse de los grandes temas y de los pequeños temas. Los grandes temas de Ferrol han estado metidos en un cajón: presupuestos, el gran tema de cada año en un gobierno normal; convenio de Defensa, que estaba firmado; convenio de As Pías, que quedó aprobado; convenio de Abrir Ferrol al Mar, también aprobado; revisión del plan general de ordenación, que estaba con la tramitación inicial... Esos son los grandes temas de transformación urbana que estaban iniciados y conseguidos, pero que este ayuntamiento no ha tenido un solo minuto para continuarlos. Y luego las cosa pequeñas: no hay más que pasear por Ferrol para ver que el estado de las calles es lamentable, los jardines cada vez peor cuidados, la ciudad cada vez más sucia... Ni lo grande, ni lo pequeño, insisto. Ha sido un gobierno local que se ha enredado mucho en la tasa de saneamiento para acabar aprobando la tasa que usted dejó hecha... —La tasa, y lo puedo decir con mucha tranquilidad tres años después, fue la gran mentira de un partido que decía antes de las elecciones que no hacía falta pagar por el saneamiento. Ese partido, que ahora es gobierno, fue el que aseguró que devolvería el importe económico de los recibos que habíamos cobrado. Y no solo no lo ha hecho, sino que la ha puesto al cobro para después de las próximas municipales. Llegaron con una gran mentira al gobierno y se van a ir con otra gran mentira, porque todos los ferrolanos vamos a tener que pagar en los próximos años lo que ellos en los últimos años, por razones electoralistas, no quisieron hacer en este mandato. Afortunadamente no han sido capaces de parar el saneamiento. Lejos de avergonzarme, estoy orgulloso de haber iniciado y concluido ese proyecto, que era una gran asignatura pendiente de todos los ferrolanos. Hoy hablamos del saneamiento en pasado y no como tema pendiente. Muchos de los proyectos en el cajón obligan a entenderse con Defensa. Pero ahora el Gobierno de España es del PSOE. ¿Cree que eso puede dificultar su desarrollo? —Todos esos proyectos están ya aprobados por el ayuntamiento y el Ministerio, sería únicamente continuar con su tramitación de manera normal. Una vez que uno es alcalde no lo es de ningún partido, sino de todos los ferrolanos. Lo que hay que hacer es entenderse con los gobiernos, sean del partido que sean, y es lo que algunos que ocupan cargos ahora mismo no entienden. Jorge Suárez le reprochó la semana pasada recurrir a la «política de cloaca» por la denuncia de una funcionaria municipal respecto a un supuesto trato de favor a una concejala. —Sería bueno que el señor Suárez hiciera una reflexión retrospectiva por las cosas que él y su partido han dicho de mi persona. Yo, que no he intervenido para nada en ese caso, puedo decir que mi grupo político se ha limitado a hacerse eco de una funcionaria municipal y de una ciudadana. Única y exclusivamente. En política no vale todo, y yo creo que he demostrado en los años que llevo de vida pública que jamás he cruzado determinados límites. Un hipotético gobierno de Rey Varela, ¿cuánto depende del PP y cuánto de Cs? —Dependerá exclusivamente de los ferrolanos. Lo digo y lo repetiré a lo largo de los próximos meses: si soy candidato a la alcaldía, mi objetivo es conseguir la mayoría absoluta. En Ferrol se ha demostrado que los gobiernos sin mayorías absolutas no son capaces de solucionar problemas, y yo me presento para solucionar problemas y sacar a la ciudad adelante. Una absoluta te hace más fuerte para no depender de nadie. Leer más »

Noticias Antiguas »
Hoy te recomendamos...

Copyright © 2008 - 2018 Noticias de Albacete - Periodico noticias ultima hora Albacete y provincia  - Todos los derechos reservados.