Venta de humo en la ciudad de Albacete


Mucho se ha hablado en la ciudad de Albacete al respecto del desayuno del Partido Popular de esta semana y de la premura al iniciar la campaña electoral en el mes de diciembre, aunque muchos tengan el equipo de campaña puesto desde la Feria, más teniendo en cuenta que los temas de debate poco tienen que ver con la ciudad.

Mucho se ha hablado y mucho queda por recorrer de aquí a que hagamos el sacrificio democrático de ir a votar.

Puede que Núñez se haya adelantado y puede que muchas de las voces que han hablado de su desayuno lo hagan con cierta envidia. Puede que esté marcando el terreno en casa porque los nervios están a flor de escaño, ¡maldita Andalucía! Mira que poner nerviosos a quienes se dedican a algo tan digno como servir al bien común de manera altruista.

Llegará el mes de mayo y quien quiera dejarse engañar, que se deje, es su derecho. Igual que están en su derecho los arribistas y aprovechados del sol que más calienta y la venta profesional de humo. Pero ya se están haciendo cuentas en los diversos partidos, ¡matemáticas y política! Mucho pedir ciencias y letras al mismo tiempo.

A ello le sumamos el vertiginoso tirón de la política estatal y el teléfono móvil que facilitará o perjudicará la campaña de todos y cada uno en casa. De ahí que la búsqueda de una buena candidata o candidato en casos pueda ser secundario; en casos pueda marcar la diferencia.

Seamos sinceros, en el día a día de un albaceteño, ¿qué cala más, la política estatal o la local? ¿Serías capaz de analizar, como votante medio, lo que se ha hecho o dejado de hacer en estos cuatro años por parte de cada uno de los partidos a los que podrías ofrecer tu voto?

O, por contra, ¿te dejarás llevar por lo que aparezca en las noticias estatales esa misma semana de campaña? Ejemplo tonto: ¿Cuántas veces habías utilizado la palabra Eslovenia antes de diciembre de 2018 de manera cotidiana?

Lo dicho, quien quiera dejarse engañar, está en su derecho.

Ya se rumorea que el partido alternativo podría alcanzar una o dos concejalías; ya se habla del perfil de la posible candidata y cómo se desarrollarían los plenos del Ayuntamiento.

Ya se rumorean nombres del Partido Popular, ¿duros para atraer los extremos o perfil de mujer más centrado, o alguien de Núñez? ¿Y los tres en uno en función del orden del día del Pleno? Complicada tarea cuando en el partido hay tanta gente currante que se quedará en un segundo plano, mientras otros allegados que se manejan mejor en las distancias cortas, al sprint y a la venta ambulante de humo, ya se colocan en las fotos como mandan los manuales y agencias de Comunicación.

Currantes hay en el PSOE pero tienen la papeleta del presidente del Gobierno y su equipo, así como el desarrollo de la situación andaluza; unido a lo que pueda hacer o deshacer Emiliano García Page en favor de Emilio Sáez y su propio partido. Ello sin contar con el descontento habitual de las bases con frases para la memoria como “la abstención con Rajoy”, “el pacto con Podemos”, “gobernar en una región de derechas” y si hay unidad definitiva para trabajar. Arduo.

Ah, y los vendedores ambulantes de humo.

El descontento también puede pasar factura a Ganemos quienes, al parecer, han generado ciertas tensiones en el Ayuntamiento, ¿optarán por perfiles nuevos y moderados como algunos de los que ya lo han demostrado durante esta legislatura? ¿Optarán por otro perfil más duro por si accede al Ayuntamiento el partido alternativo? Está por ver.

Como por ver está cómo evalúan la sociedad y sus bases el trabajo de sus concejales durante estos cuatro años.

Un trabajo indudable en el caso de Ciudadanos, que aprovecharán su tiempo en la oposición y su tirón nacional para tratar de captar esos votos que andan volando. Pero, ¿y el candidato o candidata? ¿Condicionará algo esta persona a la hora de seleccionar el voto o todo será fruto del tirón de Albert Rivera?

Ah, y los vendedores de humo ambulantes que podrían aprovechar el trabajo de otras.

Sí, el desayuno del Partido Popular de esta semana ha dado mucho que hablar pero quedan muchos desayunos, comidas y cenas.

Quizás, solo quizás, además de la compra-venta de humo y los intereses personales; se hable de los intereses y necesidades de la ciudad.



Enlace a la noticia